Saltar al contenido

Padres Tóxicos

Padres toxicos

Una de las peores cosas que le puede suceder a un niño es convivir con padres tóxicos. Quienes en vez se asegurar un ambiente optimo, perturban al niño con sus peleas, gritos, insultos, prohibiciones, sobreprotección y muchas otras características que terminan abrumando al hijo. Quien en su adolescencia presentará estos sentimientos de rechazo, odio y desconfianza con sus padres.

Los padres tóxicos son personas que dañan a sus hijos a través de diferentes actitudes. Se puede hablar de padre tóxico si es permisivo, sobreprotector o estricto.

Problemas más comunes cuando se tiene un padre tóxico

¿Qué sucede cuando tenemos padres tóxicos? Sí sientes que tus papás son tóxicos, es muy probable que estés pasando por alguna de las situaciones siguientes.

A continuación, te dejamos los conflictos más comunes a los que se expone un hijo que tiene padres muy tóxicos. Dale click al tema de tu interés para leer el artículo completo,

Tipos de padres tóxicos

Existen tres tipos de padres tóxicos, ¿Cuál es el tuyo?

  1. Padres consentidores:  No ponen límites al niño y lo malcrían
  2. Padres sobreprotectores: Cuidan en exceso al hijo, haciendo de él una persona incapaz de resolver problemas con sus propios medios.
  3. Padres autoritarios o estrictos: Establecen reglas rigurosas y buscan que sus hijos sean perfectos en su comportamiento.

7 características de los padres tóxicos

¿Cómo saber si mi papá o mamá es una persona tóxica? ¿Cómo me doy cuenta si yo como padre estoy siendo tóxico con mi hijo?

Aquí tienes 7 características que siempre están presentes en un padre tóxico.

7 características de los padres tóxicos
  1. Discuten constantemente en casa: Los padres tóxicos discuten porque tienen esa actitud de incapacidad de reconocer sus problemas y ceder ante una situación. Cuando dos padres son tóxicos, ambos querrán dominar y terminan discutiendo.
  2. Son consentidores al extremo: También se considera que una madre es tóxica cuando te consciente absolutamente todo, desde no ir a estudiar sin motivos hasta llegar muy tarde a casa. Te expone a mucho libertinaje.
  3. Te cuidan en exceso: Los padres tóxicos ven a sus hijos como bebés, aunque estos ya sean adolescentes, te sobreprotegen y no te dan las responsabilidades que necesitas para crecer como ser humano.
  4. Te prohíben muchas cosas: A veces son padres muy estrictos, no te dejan salir con nadie, no dejan que uses algún tipo de ropa y hasta en ocasiones toman decisiones por ti.
  5. Bajan tu autoestima: Reconocerás a un padre tóxico cuando sientas que compartir algún momento con él hace que tu autoestima se vaya a los suelos, suelen ser padres que subestiman a sus hijos, los humillan y tratan muy mal.
  6. No piden tu opinión para nada: Es típico de un padre autoritario tóxico. Impone sus reglas sin importar lo que opines tú y te las hacen respetar mientras vivas con ellos.
  7. No se comunican contigo: Un padre tóxico no sabe cómo entablar una comunicación larga con su hijo y en ocasiones no lo considera necesario.

Consecuencias de tener papás tóxicos

Los padres tóxicos dejan muchas secuelas en sus hijos y estas dependerán de cada hijo o joven.

Algunos podrían tomarlo como un aprendizaje, otro podría adquirir una actitud desafiante con sus padres ,algunos deciden simplemente no hablar del tema y quedarse con el sentimiento de infelicidad en sus corazones y claro que algunos hijos perdonan a sus padres tóxicos y son felices.

Consecuencias de tener papás tóxicos

Esta última es la mejor opción, de no ser así podrían sufrir las siguientes consecuencias:

  • Tener odio , resentimiento, coraje hacía los padres.
  • Convertirse en jóvenes compulsivos .
  • Adquirir una conducta depresiva debido a las peleas presenciadas en casa.
  • Ser incapaces de valerse por sí mismos en su juventud, esto a causa de la sobreprotección.
  • Criar a sus hijos de la misma forma y repetir el patrón.