Saltar al contenido

Padres Sobreprotectores

Padres sobreprotectores

Son los hijos los que más sufren con los padres que los protegen en exceso. Y aunque en un inicio podría ser una conducta que los niños adoren, no pasará mucho para que ya siendo adolescentes empiecen a tener ese sentimiento de incompetencia debido al sobre cuidado que sus padres tuvieron con ellos.

Además, en otros casos, la sobreprotección de los padres para con sus hijos puede ser peor en la adolescencia y es en esta etapa donde aparecen un sinfín de problemas.

Conflictos más comunes cuando los padres son sobreprotectores

Si tus padres son sobreprotectores, es posible que estés pasando por una o más de las siguientes situaciones. Aquí te dejamos los problemas más comunes que se suscitan cuando vives con padres que te sobreprotegen. Dale click al tema de tu interés para leer el artículo completo.

6 características de los padres sobreprotectores

Aquí te dejamos algunas pistas para saber si tus papás son o no sobreprotectores contigo.

Conflictos más comunes cuando los padres son sobreprotectores
  1. Viven pensando que te puede pasar algo: Sabrás que tu papá o mamá es una persona sobreprotectora porque  no te permiten hacer nada, aunque no sea riesgoso. Entonces, no puedes tener auto porque chocarías y morirías, tampoco puedes ir a un concierto porque podrías quedarte sin aire, y ni pienses en ir a una fiesta, qué tal que te secuestran.
  2. Creen que cualquier cosa ellos lo harían mejor que tú: Son padre que “te subestiman, pero como amor”, en este sentido no te dejan hacer nada.
  3. Te ven como un bebé: Ni bien sales te repite frases como: cuidado con la nueva autopista, mira bien antes de cruzar, no vayas por este lado, avísame cuando llegues, no hables con personas extrañas, etc.
  4. Quieren saber en dónde estás a toda hora: Los padres sobreprotectores tienen esta característica de querer sentir que están contigo en todo momento, cuidándote, protegiéndote y velando por ti. Y en esas situaciones donde no estés físicamente presente, tu teléfono no dejará de sonar con las llamadas y mensajes, y se excusarán diciéndote que solo te están cuidando porque se preocupan por ti.
  5. Confían en ti, pero no en tus amigos: Esta es otra característica clásica de los padres sobreprotectores: Creen y confían en ti más que en cualquier otra persona, por lo tanto, cualquier ser humano que no se as tú, puede hacerte daño.
  6. Niegan tus culpas y errores: Si jalaste un examen, es culpa del profesor. Si te peleaste en la escuela es culpa del otro niño. Si atropellaste con la bicicleta a un perro, es culpa del perro. Son ejemplos exagerados, pero que para los padres sobreprotectores es algo normal, porque después de todo te están cuidando.

¿Por qué los padres son sobreprotectores?

Si quieres saber por qué tu mamá o papá tiene esa conducta sobreprotectora contigo, no se lo preguntes, porque seguramente te dirá: porque te quiero, porque quiero cuidarte, solo quiero evitar que te pase algo. Pero ¿Qué hay detrás de todo esto?

Por qué los padres son sobreprotectores

La principal causa por la que tu papá es o mamá tiene esa conducta y esos deseos de sobreprotegerte es por MIEDO. El miedo es el principal responsable.

Ahora, deberás analizar por qué surge este miedo. Por ejemplo, hay algunas madres que adquieren este conducto porque en su infancia sus padres la abandonaron o no estaban al pendiente de ella cuando la situación lo ameritaba.

Otro ejemplo común es cuando los padres pierden a un hijo por su irresponsabilidad o descuido, desde ese momento adquieren esta conducta de sobreprotección.

Consecuencias de crecer con un padre sobreprotector

Los padres sobreprotectores tarde o temprano dejarán secuelas malas en sus hijos.

  • Son jovencitos que, al cumplir determinada edad, no están aptos para afrontar situaciones fáciles.
  • Hijos que, ante cualquier problema, piden ayuda a sus padres y no pueden resolverlo por su cuenta.
  • En algunos casos, cuando lleguen a la etapa de la paternidad, optarán por tener una conducta totalmente diferente y podrían elegir ser padres muy liberales o estrictos.