Saltar al contenido

¿Tus padres tienen derecho a pegarte? | ¿Qué dice la ley?

mis padres tienen derecho a pegarme

¿Tus apoderados pueden pegarte? En muchos países europeos, como España; el castigo físico no es legal.

Tus padres no pueden pegarte, no tienen el derecho para hacerlo. Sin embargo, se considera normal si cumple con ciertos parámetros.

En ese sentido, un golpe puede ser considerado una simple corrección o un delito mayor por maltrato infantil. Dependerá de la situación.

Los padres tienen el derecho y el deber de corregir a sus hijos, brindarles un ambiente apto, vestirlos, cuidarlos y protegerlos.

En la mayor parte de estados, el Código Civil, no es claro respecto al castigo físico. Sin embargo, han existido ya muchos casos en donde se sanciona con cárcel al padre o madre por excederse con este tipo de castigos.

Por otro lado, en países latinoamericanos, es normal que la madre castigue a sus hijos con una palmada en el trasero, un correazo o una bofetada.

De hecho, la cultura hispanoamericana tiene el concepto de corregir al niño antes de que sea demasiado tarde. La iglesia también nos impulsa a esto: “Corregir al niño, para que no tengas que castigarle cuando sea hombre”.

Y quizá estos dos términos son los que nos estén trayendo problemas. Tanto a hijos, como padres.

La diferencia entre pegarte y corregirte

Sí eres un adolescente o púber, posiblemente no entiendas la diferencia entre estos dos conceptos. El castigo físico puede interpretarse como corrección siempre y cuando cumpla ciertos criterios.

El castigo físico (golpe), puede ser considerado como parte de una corrección, sí es que:

  • No provoca daños severos en el menor.
  • El golpe se da en una zona poco peligrosa (trasero)
  • La intensidad del golpe es la adecuada
  • No se realiza desmesuradamente

¿En qué casos una corrección física puede considerarse delito?

Si, cuando tus padres te golpean, incumplen uno o más de los puntos anteriores, podrías estar frente a un caso de maltrato infantil.

  • Si al golpearte, te ocasionan moretones, sangrados, hematomas, heridas grandes, entre otros.
  • Te dan los golpes en zonas peligrosas, como el cuello, la cabeza, el estómago, etc.
  • Al golpearte, lo hacen como si fueras un hombre mayor, emplean mucha fuerza.
  • Te golpean sin excusas, se salen de control y lo hacen muy seguido.

¿Qué hacer si tus padres no dejan de golpearte?

Una corrección no tiene que durar para siempre, de hecho, después de que el padre corrige al hijo, este debería de reformarse y no volver a cometer lo anterior.

Un padre, no puede castigar hoy a su hijo por lo que hizo hace 1 o 2 meses. Si lo hace, estaríamos frente a una persona que tiene problemas emocionales.

Si además de eso, el menor está sufriendo daños severos, se puede denunciar este caso.

Denunciar a tu padre o madre por golpearte

Esta es la parte que a muchos adolescentes los confunden. Y luego vemos amenazas como:” Te voy a denunciar”.

Siendo claros, ninguna denuncia por una palmada en el trasero procederá, un correazo tampoco, muchos correazos o azotes es posible que sí se tome en cuenta, si el muchacho tiene muy dañada la zona.

En conclusión; puedes denunciar a tu mamá o papá por golpearte, pero tienes que asegurarte que estés frente a un caso de maltrato infantil. No deberás presentar una denuncia por una nalgada o un correazo, y menos sí es que no te ha pasado nada.

Procura actuar cuando estés sensato, tienes ventaja de ser menor y que se te atienda más rápido, y quizá en algún momento a tu papá se le pueda pasar la mano y puedas aprovechar este momento para denunciarlo, y ¿Si lo logras?, ¿Qué tan feliz te haría eso?, podrías sentirte de lo mejor en un primer momento, pero luego se te pasará el enojo y querrás remediar las cosas, pero cuando ha hay una decisión legal, es imposible solucionarlo.

Denuncia a tu padre por pegarte, siempre y cuando seas consciente de que se trata de un maltrato físico.