Saltar al contenido

Los Padres y la Independencia de los Adolescentes

Los Padres y la independencia de los adolescentes

¿Eres padre y te cuesta aceptar que tu hijo quiere independizarse? ¿Estás dudando entre darle permiso o no? ¿Ta has plantado que, aunque le niegues tu consentimiento lo hará igual?

Entonces, este artículo es para ti, en padresehijos.site nos encargamos de plantarte las mejores soluciones ante esos problemas cotidianos que parecen no tener escapatoria.

Problemas más comunes con la independencia de los adolescentes

Estos son algunas de las situaciones más comunes que se presentan en el tema de la independencia de los hijos, te dejamos nuestros artículos, selecciona el tema de tu interés.

¿Por qué los hijos adolescentes quieren independizarse?

Sabemos que constantemente te preguntas, ¿Qué paso? ¿Qué hice para que mi hijo o hija ya no quiera vivir conmigo? Bien, desde ya, déjanos decirte que en un 90%, no es tu culpa. A continuación, te mencionamos 5 factores que influyen directamente en la decisión de un hijo sobre su independencia.  

Por qué los hijos adolescentes quieren independizarse
  1. Desarrollo de su propia personalidad: Lo primero que tienes que entender, es que, a cierta edad, los adolescentes empiezan a formar su propia personalidad, ¿Qué quiere decir esto? Que posiblemente rechacen gran parte de tus ideas, porque entienden que ser como tú y pensar como tú, los aleja de ser ellos mismos.
  2. ¿Madurez o inmadurez?: Pueden suceder ambas cosas, y hay que ser muy inteligente y saber conocer al joven para deducir si es la inmadurez o madurez la que está influyendo en esta decisión y sentido de independencia. Podrás saber que tu hijo ha madurado cuando te plantee situaciones pensadas en su futuro como causa de su independencia, y sabrás que aún es inmaduro cuando la única respuesta a por qué quiere independizarse sea: porque sí.
  3. Pura moda: Muchos adolescentes entienden que el vivir solo es una monería, algo cool, y que si lo hacen serán muy bien vistos. En este caso, sí debes tomarlo como inmadurez.
  4. Problemas familiares: Te comentábamos más arriba que en un 90% no era culpa tuya que tu hijo quiera independizarse. Bien, los problemas familiares forman parte del 10% donde podríamos decir que es tu culpa indirectamente. Si en tu casa hay gritos, discusiones, pleitos, padres ebrios, maltrato, tu hijo querrá huir para siempre.
  5. Problemas personales: A veces, cuando un hijo quiere independizarse, lo hace para esconder algún problema que lo pueda estar perturbando, por ejemplo: el tener un hijo en camino, haber dejado la universidad, estar metido en drogas, alcohol, o algún vicio.

3 factores para evaluar antes de aprobar la independencia de un hijo

Si estás entre la espada y la pared y necesitas tener una respuesta para tu hijo sobre su independencia, te dejamos 3 factores que tienes que considerar para darle el sí.

la independencia de un hijo
  1. Motivo de la decisión: Averigua cuál es el motivo real de su independencia, ¿Quiere crecer como persona? O ¿Quiere no tener límites para hacer lo que desea? O quizá, ¿Quiere huir de ti porque anda metido en algo peligroso?
  2. Autonomía económica: Si tu hijo quiere ser independiente a ti, quiere decir que desde ya tiene que tener un sustento económico para vivir solo, si lo seguirás manteniendo, procura que sea bajo tu techo. Al menos que consideres que es lo suficiente maduro para brindarle tu ayuda mientras consigue emanciparse económicamente.
  3. Grado de madurez: Permite que tu hijo se independice siempre y cuando el motivo de esta decisión sea madurez, un hijo maduro suele ser muy coherente con lo que dice y hace, así que deberás analizar sus acciones para determinar qué tan maduro es.

Cómo entender la independencia de los hijos

¡Es doloroso! Puede causar lagrimas por mucho tiempo en algunos padres, mientras que otros lo tomarán como toda una victoria de sus hijos. Sí estás en la primera situación, aquí te dejamos 3 conceptos que tienes que entender para manejar esta situación.

  • Tarde o temprano tiene que suceder: No es una opción, es una obligación, tu hijo tiene que independizarse sí o sí.
  • No es una situación mala: ¿Por qué tendría que ser malo? Malo o mala serías tú al no permitirle ser capaz de enfrentarse a la vida y las vicisitudes que está tiene en el camino.
  • La relación parental no sufrirá muchos cambios: Es mejor quedar bien con tu hijo y su nueva vida independiente, sin rencores ni resentimientos. Podrán volverse a reunir muy pronto y la relación no sufrirá muchos cambios. No, no te dejará de amar, ni tú a él.